Global Unions

Birmania

Companies linked to Burma

Una dictadura militar ocupa el poder en Birmania desde hace varias décadas. Se trata de uno de los peores infractores de los derechos humanos y sindicales en todo el mundo. No sólo se recurre al trabajo forzoso y se producen otras graves violaciones de los derechos humanos y sindicales a gran escala, sino que además en el país no hay libertad sindical ni democracia. El movimiento sindical internacional piensa que resulta imposible llevar a cabo actividades comerciales o económicas en Birmania sin estar proporcionando con ello apoyo directo o indirecto, esencialmente financiero, a la junta militar.

La CSI y las Federaciones Sindicales Internacionales han recopilado una base de datos, a partir de información pública, incluyendo a aquellas compañías que mantienen vínculos comerciales con Birmania o que los mantuvieron recientemente sin que se disponga de pruebas evidentes de que se haya puesto fin a dichos vínculos.

Es por tanto una base de datos de empresas que, según la información disponible, al parecer tienen algún tipo de relación con Birmania. En algunos casos la vinculación puede ser el comercio, la inversión o algún otro tipo de actividad empresarial en Birmania; en otros puede tratarse de contactos directos entre la empresa y altos cargos del régimen. También puede darse el caso de que una empresa promueva o anuncie ofertas turísticas en el país.

Los criterios utilizados fueron por tanto incluir a empresas que operan en Birmania, mantienen relaciones comerciales con ese país, tienen contactos directos con funcionarios del régimen o promueven el turismo en aquel país.

Para abril de 2004, más de 650 empresas recibieron una carta del movimiento sindical internacional, llamando la atención sobre la decisión adoptada por el Consejo de Administración de la OIT respecto a la plena implementación de la resolución [1] de la OIT sobre Birmania, adoptada por la Conferencia Internacional del Trabajo en junio de 2000, y sobre la información pública que apunta a que la empresa mantiene vínculos con Birmania. En la carta se pedía que pusiesen fin a dichos vínculos.

Más de 100 empresas respondieron, algunas negando su participación, otras admitiendo su presencia, algunas defendiendo sus actividades como beneficiosas para el pueblo de Birmania y otras solicitando abrir un diálogo en relación con sus conexiones con Birmania.

Unas pocas empresas nos han comunicado recientemente que se han retirado de Birmania y/o que están a punto de hacerlo, en algunos casos como resultado de los contactos que mantuvimos con la empresa. Esas empresas han sido eliminadas de la lista. Otras empresas con las que estamos de momento dialogando respecto a esta cuestión podrían también retirarse temporalmente de la lista en espera de la conclusión del diálogo en curso.

La violenta represión de las protestas democráticas en septiembre de 2007 nos llevaron a escribir nuevamente a más de 400 empresas que se piensa mantienen vínculos comerciales con Birmania, pidiéndoles que pongan fin a esa relación. La información sobre estas empresas figura ahora también en la lista.

La lista no es exhaustiva. Estamos dispuestos a corregir cualquier error factual que pudiese contener. Conforme recibamos información sobre otras empresas activas en Birmania nos dirigiremos a ellas de la misma manera y, dependiendo de su reacción, podríamos añadirlas a la lista.


Base de datos empresas con Birmania


Documentos

- Carta enviada a las empresas en octubre de 2007 (EN - pdf)
- Carta enviada a las empresas en octubre de 2005 (EN - pdf)
- Carta enviada a las empresas en abril de 2004 (EN - pdf)
- Carta enviada a las empresas en septiembre de 2003(EN - pdf)
- Carta enviada a las empresas en marzo de 2003 (EN - pdf)
- Carta enviada a las empresas en septiembre de 2002 (EN - pdf)
- Carta enviada a las empresas en diciembre de 2001 (EN - pdf)
- Carta enviada a las empresas en septiembre de 2001 (EN - pdf)
- Carta enviada a las empresas en mayo de 2001 (EN - pdf)

article is tagged

Burma

Footnotes

[1] La resolución recomienda “al conjunto de los mandantes de la Organización, gobiernos, empleadores y trabajadores que i) habida cuenta de las conclusiones de la Comisión de Encuesta, examinen las relaciones que pueden mantener con [Birmania] y adopten las medidas adecuadas con el fin de que [Birmania] no pueda valerse de esas relaciones para perpetuar o desarrollar el sistema de trabajo forzoso u obligatorio (…) y de contribuir en toda la medida de lo posible a la aplicación de sus recomendaciones; ii) facilite al Consejo de Administración informes apropiados y a intervalos oportunos”.