Global Unions

Internacional de Trabajadores de la Construcción y la Madera

25 February 2008: La internacional de Trabajadores de la Construcción y la Madera (ICM) es la Federación Sindical Internacional para los sindicatos que cubren a los trabajadores de los sectores de la construcción, materiales de construcción, madera, silvicultura e industrias afines. La ICM cuenta con 317 organizaciones afiliadas nacionales repartidas por África y Oriente Medio (77), Asia (75), Europa (113), América del Norte (7) y América Latina y el Caribe (44).

Dado que hay millones de niños que trabajan, muchos de ellos como obreros de la construcción, la ICM promueve soluciones prácticas para erradicar el trabajo infantil, mediante la escolarización, campañas y organización. En India, la campaña de la ICM ¡Los niños deben aprender, no ganarse la vida! ha establecido escuelas para niños trabajadores, sacando a miles de las obras de construcción para llevarlos a las aulas.

De manera similar, el Programa de Capacitación de Género de la ICM ha brindado formación a miles de mujeres trabajadoras sobre el trabajo sindical para combatir los bajos salarios y el trabajo peligroso en las industrias de la construcción, la madera y la silvicultura.

Cien mil trabajadores pierden la vida cada año debido a enfermedades relacionadas con el amianto, por lo que la Salud y la Seguridad constituyen una preocupación clave. Los sindicatos afiliados a la ICM están haciendo campaña para pedir una prohibición mundial del amianto. En América Latina, varios países aplican ya dicha prohibición. Junto con otros miembros de la Agrupación Global Unions, la ICM ha lanzado asimismo la primera campaña internacional ‘cáncer ocupacional cero’. Los trabajadores en varios sectores de la ICM corren un elevado riesgo de desarrollar diversos tipos de cáncer como resultado de la exposición a sustancias cancerígenas en el trabajo.

La ICM consiguió que se incorporasen las normas fundamentales del trabajo de la OIT en los sistemas de certificación para los productos de la madera y la silvicultura, tales como el Consejo de Manejo Forestal y el Programa para la Aprobación de Sistemas de Certificación Forestal. En África esto ha ayudado a los sindicatos a luchar contra la pobreza a través de la silvicultura sostenible y mejores condiciones laborales.

En la defensa de los derechos humanos y de los trabajadores, la ICM contribuye a formar a promotores de los derechos humanos y sindicales y respalda las acciones legales mediante su labor global de solidaridad. Al menos 12 compañías multinacionales en la industria de la madera y la construcción han firmado acuerdos marco internacionales, a través de cuya obtención la ICM ha dado un sentido práctico al diálogo social internacional y a la promoción de los Convenios de la OIT. La ICM ha realizado campañas de presión ante el Banco Mundial para que la adopción e implementación de las normas fundamentales del trabajo de la OIT se conviertan en elementos indispensables en las políticas de adjudicaciones.

En Mayo de 2005 se incorporaron en los contratos del Banco Mundial cláusulas estrictas sobre trabajo forzado, trabajo infantil, no-discriminación y otras normas laborales. En 2006, la agencia del Banco que concede créditos al sector privado exigió a sus clientes el respeto de las normas fundamentales del trabajo.