Global Unions

Los trabajadores del Hotel Pearl Continental llevan a Ginebra su larga lucha en busca de justicia

Los trabajadores del Hotel Pearl Continental llevan a Ginebra su larga lucha en busca de justicia

El Sr. Ghulam Mehboob, Secretario General del Sindicato de Trabajadores del Hotel Pearl Continental, tras superar múltiples dificultades para la obtención de una visa, se vio obligado a cancelar en el último momento su viaje previsto a Ginebra debido a que su esposa se encuentra gravemente enferma.

Estaba previsto que Ghulam interviniese hoy en la Conferencia Internacional del Trabajo, que agrupa a 3000 delegados de gobiernos, organizaciones de empleadores y organizaciones sindicales, en representación de la Federación Sindical Internacional a la que pertenece su sindicato, es decir la UITA. En su ausencia, Bob Harris, el Secretario General de la UITA se encargaría de hacer llegar su mensaje. El texto de su intervención se reproduce a continuación:

Discurso de Ghulam Mehboob a la Plenaria de la CIT – 6 de junio de 2008

«Mi nombre es Ghulam Mehboob y soy el Secretario General del Sindicato de Trabajadores del Hotel Pearl Continental en Karachi, Pakistán. Me siento muy honrado de poder dirigirme hoy a todos Vds., puesto que tengo un mensaje importante que transmitir en nombre de nuestros miembros y simpatizantes. Pero ante todo, quisiera hacer llegar mi más profundo agradecimiento a la UITA y a los sindicatos del mundo entero por su apoyo y por haber hecho posible que me encuentre hoy aquí presente.»

PC campaign torch rally, 30 April 2005. The banner reads: "We Salute Chicago May Day Victims - The workers of the Pearl Continental Hotel will continue the struggle until the last breath." {JPEG}

«La historia que voy a exponerles no es sólo mía, sino que afecta a cientos de trabajadores y trabajadoras en la hostelería, a sus familias, y a muchos otros que nos han venido apoyando y dándonos ánimos. Es una historia de lucha, y de esperanza. Todo empezó hace 7 años, en 2001, luego de registrarse un bajo nivel de ocupación poco después de los atentados del 11 de septiembre. La dirección de nuestro hotel – un lujoso establecimiento de 5 estrellas, donde una habitación estándar viene a costar aproximadamente dos meses de salario de base – decretó que debía prescindir de los 350 trabajadores y trabajadoras casuales y temporales. Muchos de esos trabajadores “temporales”, que apenas ganaban el salario de base sin derecho a ningún beneficio, tenían más de 5 años de servicio.»

PC campaign torch rally 30 April 2007 lead by women workers {JPEG}

«El sindicato pidió que se emprendiesen negociaciones – un derecho básico consagrado en los Convenios de la OIT. Pero la dirección se limitó a despedir a los trabajadores mal llamados temporales, que fueron notificados al respecto mediante una nota publicada en un periódico local. Más de 40 empleados permanentes, incluyendo dirigentes del sindicato, fueron igualmente despedidos por defender los derechos de los trabajadores casuales.»

«La dirección lanzó entonces un auténtico ataque amenazando la existencia misma del sindicato, así como la integridad física y la seguridad de nuestros miembros y directivos. En 2002, la dirección se las arregló para que líderes del sindicato fuesen inculpados de diversos crímenes en base a acusaciones falsas. Yo fui uno de los tres dirigentes sindicales que pasaron más de dos meses en prisión sin que se hubiese presentado ni una sola prueba en nuestra contra. Y mientras tanto, ¡nos despidieron por absentismo laboral! Otros dos líderes sindicales fueron suspendidos de empleo y sueldo por tiempo indefinido.»

«En julio de 2002, dos dirigentes sindicales fueron arrestados arbitrariamente por la policía y al parecer recibieron una paliza en comisaría, en presencia de altos cargos de la dirección. La dirección abolió la deducción automática de las cuotas sindicales del salario, intentó retirar el registro del sindicato y apoyó a un sindicato amarillo, lo que constituye una flagrante violación de los convenios fundamentales de la OIT.»

«La dirección ha recurrido a amenazas, violencia policial, detenciones arbitrarias, y la amenaza de despido en sus esfuerzos por intimidar a los empleados del hotel y obligarlos a abandonar el sindicato. Pero todas esas medidas no han conseguido debilitar el apoyo de los trabajadores y trabajadoras de Pearl Continental hacia su sindicato. Numerosas familias perdieron su principal sustento, los niños tuvieron que abandonar la escuela porque sus padres no podían seguir haciéndose cargo de los gastos escolares, las vidas de las familias se vieron trastornadas, pero los trabajadores y trabajadoras continuaron manifestando su apoyo, y ese apoyo se multiplicó por todo el movimiento sindical y la sociedad civil democrática en Pakistán. Hoy en día, el caso del Karachi Pearl Continental representa la disputa más visible y más larga en la historia de Pakistán.»

«A través de la UITA se presentó una queja contra el gobierno de Pakistán ante el Comité de Libertad Sindical de la OIT. En junio de 2003 el Comité concluyó que la dirección del hotel y las autoridades locales habían cometido graves violaciones de los derechos sindicales. Solicitó al gobierno que emprendiese una investigación en profundidad sobre los alegatos de detención indebida por parte de la policía, violencia y acoso contra miembros del sindicato e informase a la OIT al respecto. El Comité instó a las autoridades competentes a asegurarse de que los trabajadores/as despedidos injustificadamente, infringiendo sus derechos básicos, fuesen readmitidos.»

Ghulam Mehboob, when held in jail on false charges for three months from January to March 2002. {JPEG}

«La respuesta del gobierno fue… el silencio, un silencio vergonzoso que ha continuado hasta hoy en día. Ninguna investigación, ninguna readmisión, ningún informe. Nada. Las agresiones antisindicales prosiguen en el hotel.»

«Para defender sus empleos, su medio de subsistencia, y sobre todo, su dignidad humana, a los trabajadores y trabajadoras de Karachi Pearl Continental no les queda otra alternativa que continuar su lucha en defensa de los derechos sindicales básicos. Pero los propietarios y la dirección del hotel, el gobierno de Pakistán, y representantes de otros empleadores y gobiernos aquí presentes el día de hoy tienen una clara alternativa. Pueden continuar la política del silencio, o pueden manifestarse y exigir acción.»

«Las recientes elecciones en Pakistán constituyeron una expresión masiva de apoyo a un nuevo comienzo, a un Pakistán democrático donde todos los ciudadanos sean iguales ante la ley. Las acciones del gobierno para resolver la situación en el Hotel Pearl Continental serían un claro signo de que ese cambio democrático es real, y no un simple eslogan de campaña. El Presidente de la Federación de Empleadores de Pakistán es también Vicepresidente de esta Conferencia. ¿Qué mejor ocasión para demostrar un auténtico compromiso de implementar la decisión adoptada por la OIT en 2003?»

«Muchos de los gobiernos aquí representados mantienen importantes vínculos con Pakistán – comerciales, financieros y culturales, así como diplomáticos. Vds. figuran entre los clientes que acogemos y servimos en el hotel. Vds. tienen también una oportunidad de manifestar su apoyo a la democracia en Pakistán, exigiendo, a través de todos los canales disponibles, una acción responsable por parte del gobierno para que se resuelva esta disputa. Los empleadores del mundo entero deben estar preocupados por la situación. La alternativa a la legalidad, incluyendo las leyes internacionales, es la arbitrariedad y la corrupción, y todos sabemos a dónde nos lleva. Cuando los Convenios y las decisiones de la OIT son abierta y repetidamente violados e ignorados, es necesario que actuemos, porque está en entredicho la credibilidad de la OIT. Esa credibilidad está en juego más que nunca este año, en que se conmemora el 60º aniversario de la adopción del Convenio sobre la libertad sindical.»

9 December 2006, 5,000 people rally at the "Walk for Justice" organised by the Pearl Continental Solidarity Committee—one of the largest labour rallies in the last 20 years in Karachi. {JPEG}

«Nuestras reivindicaciones son simples, y requieren soluciones igual de simples: el reconocimiento de nuestro sindicato, la readmisión de los miembros y dirigentes sindicales despedidos, que se ponga fin al acoso y la intimidación contra nuestros miembros y simpatizantes, y emprender el proceso de negociación. Todo ello redundaría en beneficio de las dos partes en litigio.»

«Muchas gracias por su atención.»

La decisión del Comité de Libertad Sindical de la OIT mencionada en los comentarios del Sr. Ghulam Mehboob puede consultarse en: http://www.ilo.org/ilolex/cgi-lex/singles.pl?query=0320033312169@ref&chspec=03.

Aunque la lucha de los trabajadores y trabajadoras del hotel Pearl Continental posiblemente sea la disputa más intensa que se haya producido en Pakistán y sigue estando viva después de tantos años, no es ni mucho menos la única violación de los derechos sindicales en aquel país. En noviembre de 2007, en nombre de la Confederación Sindical Internacional (CSI), la Comisión Sindical Consultiva ante la OCDE (CSC-TUAC), y todas las Federaciones Sindicales Internacionales, el Presidente y el Secretario del Consejo Global Unions escribió al Presidente pakistaní, H.E. Pervez Musharraf, para instarlo a asegurarse de que Pakistán respete los compromisos internacionales contraídos cuando ratificó el Convenio No. 87 de la OIT sobre libertad sindical y el derecho de sindicalización.

La toma de conciencia respecto a su situación y la solidaridad hacia los trabajadores del Hotel Pearl Continental van en aumento. La injusticia contra la que luchan se ha convertido en el símbolo de la contravención de los derechos sindicales en Pakistán. Se invita por tanto a los sindicalistas y otras personas de buena voluntad a redoblar esfuerzos a este respecto.

Lo que pueden hacer para apoyar a los trabajadores/as de Pearl Continental

  • instar a los gobiernos a plantear este caso al gobierno de Pakistán en cualquier oportunidad que se les presente y en todos los eventos;
  • informar a las agencias de viaje de su país con las que trabajan o mantienen contactos sobre la disputa, instándoles a reservar sus habitaciones/eventos en otro establecimiento;
  • exhortar a todos los gobiernos y las agencias internacionales con las que colabora su gobierno para la celebración de reuniones en Pakistán a que utilicen otros establecimientos para sus eventos;
  • hacer pública la disputa como un ejemplo claro de perseverancia y solidaridad por parte de los trabajadores y trabajadoras;
  • reunirse con las misiones diplomáticas de Pakistán en su país a fin de insistir en que el gobierno ha de hacer todo lo posible para solucionar este conflicto;
  • organizar manifestaciones ante las misiones diplomáticas a fin de exigir una acción; y
  • enviar mensajes a Hashwani Coporation y al gobierno de Pakistán para que resuelvan la disputa. Los mensajes pueden remitirse a las siguientes direcciones (por favor, enviar copias a la UITA):

Empleador

Mr. Sadruddin Hashwani, Chairman Pakistan Services Ltd.
Pearl Continental Hotel Karachi
Fax: +92 (21) 568-1835, 568-2655
Email: pchk@hashoogroup.com

Gobierno

Mr. Syed Khursheed Shah
Minister of Labour, Manpower & Overseas Pakistanis
Fax: 92 51 9206283